ENDODONCIA: PELIGROS PDF Imprimir E-mail
Jueves, 12 de Julio de 2012 12:00

Hay un procedimiento dental muy común el cual la mayoría de los dentistas le dirán que es seguro, a pesar del hecho de que los científicos han estado advirtiendo de sus peligros por más de 100 años.
Todos los días, tan sólo en los Estados Unidos, se llevan a cabo 41,000 procedimientos detales de este tipo en pacientes que creen que estás seguros y que están arreglando su problema de forma permanente.
¿Cuál es el procedimiento dental?
La endodoncia o tratamiento de conducto.
En este país se llevan a cabo más de 25 millones de endodoncias cada año.
Las endodoncias son esencialmente dientes “muertos” que se pueden convertir en incubadoras silenciosas de bacterias anaeróbicas altamente tóxicas que pueden, bajo ciertas condiciones, llegar hasta su torrente sanguíneo para causar una serie de enfermedades médicas sumamente serias- muchas de las cuales no aparecen hasta algunas décadas más tarde.
La mayoría de estos dientes tóxicos se ven y se sienten bien durante muchos años, lo que provoca que la enfermedad sistémica sea aún más difícil de detectar.
Lamentablemente, la gran mayoría de los dentistas desconocen los graves riesgos de salud a los que están exponiendo a sus pacientes, riesgos que son para el resto de la vida del paciente. La Asociación Dental Americana afirma que se ha demostrado que las endodoncias son seguras, pero NO tienen ningún tipo de información publicada ni investigaciones que respalden esta afirmación.
La Causa Principal de Muchas Enfermedades
Bajo el estrés causado por la falta de oxigeno y privación de nutrientes, estos amigables organismos se transforman en algo más fuerte, más virulento que produce una variedad de poderosas toxinas. Lo que antes eran bacterias amigables y ordinarias se convierten patógenos altamente tóxicos que acechan en los túbulos del diente muerto, sólo en espera de una oportunidad para propagarse.
Ninguna cantidad de esterilización ha sido eficaz con el fin de alcanzar estos túbulos- y se ha encontrado que casi cada uno de los dientes con endodoncia ha sido colonizado por estas bacterias, en especial alrededor de la punta y en ligamento periodontal. Algunas veces, la infección se extiende hasta el hueso maxilar en donde provoca cavitación- áreas de tejido necrótico en el hueso de la mandíbula.
Las cavitaciones son áreas de hueso sin cicatrizar, a menudo acompañados de bolsas de tejidos infectados y gangrenados. A veces se forman después de la extracción del diente (como la extracción de la muela del juicio), pero también pueden formarse después de una endodoncia. De acuerdo con la Fundación Weston Price, en los registros de 5,000 limpiezas quirúrgicas de cavitación, sólo se encontraron dos que habían sanado.
Y todo esto ocurre acompañado de pocos o de ningún tipo de síntoma. Por lo que usted podría tener un absceso en el diente muerto y ni siquiera saberlo. Esta infección focal en el área inmediata de la endodoncia es lo suficientemente mala, pero el daño no se detiene allí.
Las Endodoncias Pueden Conducir a Enfermedades del Corazón, Riñones, Huesos y Cerebro
Siempre y cuando su sistema inmunológico se mantenga fuerte, cualquier tipo de bacteria que se encuentre lejos del diente infectado es capturada y destruida. Pero si su sistema inmunológico se encuentra debilitado debido a un accidente, enfermedad o trauma, su sistema inmunológico podría ser incapaz de mantener la infección bajo control.
Estas bacterias puede salir de los tejidos e ir hacia el torrente sanguíneo, en donde son transportados hacía nuevos lugares para establecerse. Esos nuevos lugares pueden ser cualquier órgano, glándula o tejido.
El Dr. Price fue capaz de transmitir enfermedades albergadas por seres humanos a los conejos, al implantar fragmentos de diente con endodoncia, como lo mencioné en la parte de arriba. Él encontró que cuando le implantó al conejo los fragmentos de diente de una persona que sufrió un ataque cardíaco, le causaría un ataque cardíaco al conejo en pocas semanas.
Él descubrió que podía pasarle la enfermedad cardíaca al conejo el 100 por ciento de las veces. Otras enfermedades eran más de 80 por ciento transferibles al utilizar este método. Casi todas las enfermedades crónicas degenerativas han sido relacionadas con las endodoncias, incluyendo:
Enfermedades cardíacas
Enfermedades renales
Artritis, enfermedades reumáticas y articulares
Enfermedades neurológicas (incluyendo ALS y MS)
Enfermedades autoinmunes (Lupus y más)
También podría haber una conexión con el cáncer. El Dr. Robert Jones, un investigador de la relación entre las endodoncias y el cáncer de mama, descubrió una correlación extremadamente alta entre las endodoncias y el cáncer de mama. Él afirma que ha encontrado las siguientes correlaciones en un estudio que duró cinco años sobre de 300 casos de cáncer de mama:
Al 93 por ciento de las mujeres con cáncer de mama se les había practicado una endodoncia
El 7 por ciento tuvo otra patología dental
Los tumores, en la mayoría de los casos, estaban del mismo lado del cuerpo que en donde se practicó la endodoncia u otra patología dental
El Dr. Jones afirma que las toxinas de las bacterias en un diente infectado o mandíbula son capaces de inhibir las proteínas que suprimen el desarrollo tumoral. Un médico alemán reportó hallazgos similares. El Dr. Josef Issels reportó que, en sus 40 años de tratar con pacientes con cáncer “terminal”, al 97 por ciento de sus pacientes con cáncer se les había practicado una endodoncia. Si estos médicos están en lo cierto, la cura para el cáncer podría ser tan simple como extraerse un diente y después reforzar su sistema inmunológico.
Qué Necesita Saber Para EVITAR una Endodoncia
Recomiendo firmemente que no se practique una endodoncia nunca. Arriesgar su salud con el fin de conservar un diente simplemente no tiene sentido. Lamentablemente, hay muchas personas que ya se han hecho una. Si este es su caso, debería considerar que le remuevan el diente, incluso si este se ve y se siente bien. Recuerde, tan pronto como su sistema inmunológico se vea comprometido, su riesgo de desarrollar problemas serios de salud aumenta- y los ataques al sistema inmunológico son algo muy frecuente en el mundo actual.
Si le han extraído un diente, hay algunas opciones disponibles para usted.
Prótesis parcial: Está es una dentadura removible, que muchas veces es llamada “parcial”. Es la opción más sencilla y menos cara.
Puente: Este es un elemento más permanente, es como un diente real pero es un poco más complicado y más caro de construir.
Implante: Este es un diente artificial permanente, por lo general de titanio, implantado en las encías y mandíbula. Este procedimiento tiene algunos problemas debido a las reacciones a los metales que se utilizan. El zirconio es un material nuevo que ha mostrado tener menos complicaciones.
Pero el simple hecho de sacar el diente y poner algún tipo de sustituto artificial no es suficiente.
A los dentistas se les ha enseñado a quitar el diente pero dejar el ligamento periodontal. Pero como ya sabemos, este ligamento puede servir para alimentar las bacterias mortales. La mayoría de los expertos que han estudiado esto, recomiendan que también se extraiga este ligamento, junto con un milímetro de cavidad ósea con el fin de reducir dramáticamente su riesgo de desarrollar una infección a causa de los tejidos infectados con bacterias que fueron dejados.

Le recomiendo firmemente que consulte a un dentista biológico, porque ellos son los únicos que han sido entrenados adecuadamente para hacer este tipo de extracción de manera correcta y segura, también son expertos en la eliminación de empastes de mercurio, de ser necesario. Su enfoque sobre la atención dental es mucho más holístico y considera el impacto en todo su cuerpo- no SOLO en su boca. 

Por el Dr. Mercola
 

 
Contacto

 

Llámenos
(+57)(5)(358 5914)
 
(+57)(312 3566147)

 

Change language

Bookmark and Share

Contador de Visitas

contador de visitas