BIOTIPO: ENFERMEDADES - TRATAMIENTO PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 09 de Marzo de 2011 13:34

 

La Real Academia Española define "biotipo" como: "Forma típica de animal o planta
que puede considerarse modelo de su especie, variedad o raza". Por tanto es el conjunto
de fenotipos que corresponden al mismo genotipo. Un biotipo es el grupo de individuos
que poseen el mismo genotipo.
A lo largo de la historia de la biotipología, unida al devenir de la psicología, han surgido
múltiples autores que expresaron clasificaciones de biotipos. Ejemplos como
Kretschmer, Jung, Briggs o Sheldon, entre otros.
La mayoría de las personas se pueden clasificar según su tipo constitucional o fenotipo.
Cada biotipo se ha realizado en función de una descripción de los signos físicos, características psíquicas                                                                                                           (facultades intelectuales, carácter,...), predisposición a determinadas enfermedades,... etc.
Pueden intervenir en el biotipo los signos hereditarios, o bien los adquiridos a lo largo
de la vida. Para tipificar, existen diferentes métodos según las diferentes Escuelas de
biotipología: Francesa, Italiana, Alemana y Americana.
 
ESCUELA AMERICANA
 
En esta escuela deben destacarse los trabajos de William Sheldon y S.S. Stevens;
Sheldon mejoró considerablemente el soporte metodológico de las teorías
constitucionales, su enfoque e incluso su terminología tiene claras connotaciones
embriológicas. Elabora dos tipologías física y mental -rasgos corporales y
características temperamentales correspondientes-, según el predominio del estrato en
cuestión de los órganos o funciones que representa: las vísceras digestivas (el
endodermo), huesos, músculos, tendones, etc., del sistema motor (el mesodermo), y el
tejido nervioso, piel, etc., (el ectodermo).
El endomorfo evidenciaría: vísceras digestivas pesadas y muy desarrolladas, con
estructura somática relativamente débil; bajo peso específico, tendencia a la gordura,
formas redondeadas, miembros cortos, piel con vello y suave.
Tiene un mayor desarrollo visceral y del tramo digestivo y en su máxima manifestación
tiende a ser más bien bajo de estatura y grueso.
El mesomorfo tendría un gran desarrollo de las estructuras somáticas (huesos, músculo,
tejido conjuntivo), alto peso específico, dureza, erecto, fuerte, resistente, tronco grande,
pecho consistente, de manos grandes.
Se caracteriza por un mayor predominio de su esqueleto y musculatura; son personas
fuertes y duras.
El ectomorfo; presentaría un cuerpo frágil, alargado, delicado, con extremidades largas
y delgadas, músculos pobres, tórax chato, huesos poco consistentes y finos, hombros
caídos cara pequeña, nariz, afilada y pelo fino.
Es delgado y frágil, teniendo poco desarrollada su musculatura.
A cada tipo físico o corporal le corresponderían unos rasgos caracterológicos y
temperamentales propios de tres tipos respectivamente: el tipo viscerotónico, el
somatotónico y el cerebrotónico.
El tipo viscerotómico es endomorfo, cómodo, lento, glotón, sociable, cortés, amable,
tolerante, hogareño, extrovertido.
El somatotómico es mesomorfo, firme, aventurero, energético, atlético, ambicioso,
osado, valiente, agresivo, inestable, escrupuloso, estridente, dinámico.
El cerebrotónico es ectomorfo, rígido, rápido, aprensivo, controlado, asocial,
desordenado, hipersensible, solitario, pleno de problemas de carácter funcional,
alergias, insomnios, sensible al ruido, introvertido, etc.
Para Sheldon hay predominio del componente mesomorfo en el grupo de criminales en
comparación con el resto de personas.
 
CARACTERÍSTICAS TEMPERAMENTALES A QUE PROPENDEN LOS TRES
BIOTIPOS DE SHELDON
 
Endomorfo.
 
1.- Relax postural y movimientos fluidos.
2.- Gusto por la comodidad.
3.- Reacciones lentas.
4.- Afición a la buena comida.
5.- Afición a las reuniones sociales.
6.- Gusto por las relaciones personales.
7.- Cortesía, afición a lo ceremonioso.
8.- Afición a las fiestas.
9.- Amabilidad indiscriminada
10.- Deseo de afecto y aprobación.
11.- Orientación hacia lo personal.
12.- Estabilidad emocional.
13.- Tolerancia.
14.- Condescendencia.
15.- Sueño profundo.
16.- Desgarbado.
17.- Fácil comunicación de sus sentimientos.
18.- El alcohol le acentúa la sociabilidad.
19.- Necesidad de hablar con otros cuando está preocupado.
20.- Orientación hacia la familia.
 
Mesomorfo.
 
1.- Autoafirmación en la postura.
2.- Gusto por la aventura.
3.- Reacciones enérgicas.
4.- Necesidad de ejercicio.
5.- Deseo de dominio.
6.- Gusto por el riesgo.
7.- Tendencia a la insolencia.
8.- Valor físico.
9.- Agresividad, espíritu combativo.
10.- Insensibilidad social.
11.- Necesidad de salir y moverse.
12.- No se anda con contemplaciones.
13.- Voz ruidosa, fuerte.
14.- Indiferencia al dolor.
15.- Activo, alborotador.
16.- Madurez prematura.
17.- Mentalidad dispersa.
18.- “Mal vino”.
19.- Necesidad de actuar cuando está preocupado.
20.- Orientación hacia actividades juveniles.
 
Ectomorfo
 
1.- Postura, movimientos y aspecto inhibido.
2.- Costumbres minuciosas.
3.- Reacciones nerviosas.
4.- Afición a la soledad.
5.- Atención excesiva, recelo.
6.- Cohibición de los sentimientos.
7.- Control consciente de la expresión emocional.
8.- Retraimiento.
9.- Inhibición social.
10.- Hipersensibilidad a la crítica.
11.- Temor a aparecer en público.
12.- Actitud imprevisible.
13.- Voz baja, fobia al ruido.
14.- Hipersensibilidad al dolor.
15.- Fatiga crónica.
16.- Parece más joven de lo que es.
17.- Mentalidad concentrada.
18.- Resistencia a beber.
19.- Necesita estar solo cuando está preocupado.
20.- Orientación hacia fines propios de etapas avanzadas de la vida
 
BIOTIPOS Y PERSONALIDAD
 
Se sabe que los leptomorfos poseen una predisposición mayor que los pícnicos a la
introversión, pero ello no impide que una proporción considerable de pícnicos
manifiesten en su vida rasgos de introversión, a la vez que no pocos leptosomáticos se
comporten como extravertidos en el sentido de que el hábito corporal pícnico
predispone a la extraversión y el leptosomático a la introversión.
Autores como Sheldon la sobrestiman notoriamente, mientras otros como Guilford, la
minimizan hasta hacerla casi desaparecer.
La relación del hábito corporal con otros aspectos del psiquismo es, en cambio, mucho
menos tangible. En efecto, si existe algún aspecto de las relaciones entre hábito corporal
y la personalidad humana que esté bien estudiado.
Al parecer Henckel fue uno de los primeros autores que aplicó el cálculo de
correlaciones al problema de las relaciones entre el hábito corporal y le enfermedad
mental.
Limitándonos al caso de los tipos somáticos básicos se advierte que más de un 50% de
la población esquizofrénica es leptosomática, mientras es sólo un 19% de la maníaco-
depresiva. De este grupo casi un 65% son pícnicos. En este estudio se advierte de nuevo
que la locura maníaco-depresiva correlacionada negativamente con la ectomorfia y
positivamente con la endomorfia, aunque también con la mesomorfia, siendo además las
correlaciones ligeramente inferiores a las señaladas por Henckel y Matecki.
La relación entre el hábito corporal y la neurosis es probablemente menos clara que la
anterior. Eysenck pretende que los neuróticos del tipo compulsivo-ansioso propenden a
ser introvertidos, leptomórficos, a la vez que los pacientes histéricos y los psicópatas
propenden a la extraversión, euromorfia, que probablemente engloba los conceptos de
picsonomia y muscularidad.
Nuestra libertad, sea la que sea, se da en un psiquismo sobre el que pesa sin duda el
fatum del cuerpo. Por ello la libertad no puede consistir nunca en cerrar los ojos a los
condicionamientos de la biología y de la historia.
 
LOS BIOTIPOS HOMEOPATICOS
 
El biotipo es el conjunto de signos característicos de un sujeto, la morfología exterior
“constitución” e interior “temperamento”.
La constitución es lo que se es, nunca cambia y está determinada por las características
hereditarias y dibujada por la estructura muscular y del sistema óseo.
El temperamento es aquello en que uno se convierte, cambia con el paso del tiempo, son
las reacciones físicas, psíquicas y patológicas, el entorno influye en él, la voluntad lo
puede modificar y representa una condición dinámica que se mueve sobre una
condición estática, esto hace la diferencia entre un sujeto y otro que tiene la misma
constitución física.
La investigación biotipológica es un instrumento precioso para valorar las causas que
predisponen a la enfermedad y las características de las modificaciones de la misma,
desde la constitución y el temperamento puede llegarse al “terreno”, a la información
genética. El diagnóstico del medicamento resulta así más seguro.
Diagnóstico
En la práctica clínica se empieza por el estudio del enfermo interrogándolo, la
biotipología homeopática permite integrar los datos, que se obtienen mediante los
signos morfobiopsicológicos del enfermo, estos signos orientan a grupos de
medicamentos afines y en algunos casos a medicamentos constitucionales específicos,
el biotipo es sólo una guía, hay que tomar en cuenta las manifestaciones o signos
patogenéticos, la totalidad de los síntomas subjetivos y objetivos.
 
Constituciones
 
Nebel y Vannier, médicos destacados de la homeopatía francesa, aportaron el
Constitucionalismo, gran contribución a la biotipología homeopática, e introdujeron en
la clínica homeopática tres constituciones morfológicas, distinguidas cada una de ellas
por un mineral de base y un tipo de secreción glandular endocrina.
 
- Constitución carbónica, con secreción equilibrada.- Es característica de
individuos sólidos cuadrados de articulaciones rígidas, con arcos dentales
regulares, tejido celular abundante en anchura y angulación de las extremidades
en extensión inferior a 180 grados.
 
- Constitución fosfórica con hipersecreción.- es típica de sujetos delgados y
longilíneos, de tórax estrecho, paladar ojival, tendencia a la cifosis más que a la
escoliosis, angulación de las extremidades en extensión igual a 180 grados.
 
- Constitución fluórica con hiposecreción.- propia de los sujetos asimétricos, con
tendencia a la escoliosis, hiperlaxitud de los ligamentos, dientes pequeños e
irregulares y angulación de las extremidades a más de 180 grados.
 
Clases
 
- Biotipo carbónico es de tronco corto que se expande en anchura, gran desarrollo
de tejido celular subcutáneo, esqueleto macizo y articulaciones compactas,
dientes cuadrados, bóveda del paladar en forma de arco circular, palma de la
mano tosca, más desarrollada que los dedos y la yema de los dedos grandes.
En cuanto al comportamiento es metódico, realizador, frío, paciente, tenaz, habla
poco y sólo de lo que sabe, respeta el orden y escucha consejos, soporta el dolor,
tiene un gran sentido de la disciplina y de la responsabilidad, es sociable y
optimista.
Tiene predisposición a la obesidad, a las alteraciones digestivas, a la lentitud
metabólica, a los problemas vasculares, sus enfermedades dependen de la
superasimilación, con tendencia a la insuficiencia tiroidea, exceso de colesterol,
retención de uratos, a la arteriosclerosis.
 
- Biotipo fosfórico.- El fosfórico se desarrolla en altura, es esbelto, ágil pero
frágil, con el tórax estrecho y tendencia a la cifosis, sus extremidades son largas
y delgadas, manos nudosas y elegantes, dientes rectangulares, su fisiología es
hipermetabólica, necesita mucho oxigeno, aire libre y minerales.
Se cansa con facilidad, que frena su entusiasmo, tiene altibajos y se comporta
como un cerillo que se enciende y se apaga pronto.
Su comportamiento no es regular debido a su gran sensibilidad y su emotividad
que se alimenta de la imaginación, que lo conduce a alteraciones afectivas o de
estados anímicos como neurosis depresivas, alteraciones ciclotímicas, o sea
alternancia de euforia y melancolía. Los problemas físicos con frecuencia se
originan por alteraciones psíquicas: neurosis histérica, dolor psicógeno,
hipocondriasis.
Sus enfermedades radican en la desmineralización, en su gasto energético
inestabilidad térmica, en su poca resistencia a los cambios climáticos, en los
problemas hepatodigestivos, en la congestión venosa por hipotensión.
 
- Biotipo fluórico.- En el fluórico encontramos asimetrías estructurales,
inestabilidad de carácter, andar desganado, su fisiología es lenta o discontinua a
causa de la distonia neurovegetativa que predomina a nivel neuroendocrino.
El comportamiento es fluctuante e imprevisible con reacciones inesperadas, se
caracteriza por inteligencia precoz y anárquica, sabe realizarse en su ambiente
pero también autodestruirse, con actitudes forzadas, obsesivas, tiene necesidad
de cambiar de ambiente, de trabajo y de compañía, actúa sin reflexionar
demasiado, puede llegar a ser un tipo desilusionado, irreflexivo, sin escrúpulos,
vicioso y pervertido.
La evolución de sus enfermedades tiende a lesionar profundamente los tejidos
óseos, los elásticos y los glandulares, con deformación endurecimiento y
dilatación, los dolores son tirantes y punzantes, una fuerte debilidad
neuropsíquica puede producirle alteraciones ansiosas, neurosis fóbica y obsesivo
compulsivas.
 
-Biotipo Sulfúrico.- Existe en la actualidad como opción diagnóstica y corresponde a 
el biotipo mesomórfico de Sheldon.  

                                                      VER NUTRICIÓN Y BIOTIPO

Última actualización el Viernes, 11 de Marzo de 2011 14:43
 
Contacto

 

Llámenos
(+57)(5)(358 5914)
 
(+57)(312 3566147)

 

Quién está en línea?

Tenemos 9 invitados conectado(s)

Change language

Bookmark and Share

Contador de Visitas

contador de visitas